Escritores noveles en redes sociales: 6 errores

oye, compra mi libro

Sigo a muchos escritores noveles en redes sociales. Hace tiempo me llegó un mensaje privado que me inspiró a escribir lo que leeréis a continuación.

Se trataba de un mensaje de una cuenta que, sin siquiera un «Hola», me enviaba un enlace de Amazon para comprar su libro con descuento. Revisé mensajes previos y la última vez que se comunicó conmigo había sido hacía años… Para enviarme el mismo enlace cuando salió su libro. Partamos de que yo, aunque haya publicado dos libros propios y traducido otros tantos, me suelo considerar autor novel y siempre tengo aspectos que mejorar. No obstante, creo que puedo aportar un par de consejos para usar las redes como herramienta de promoción de un libro. Y seguro que si vuelvo a hacer esta entrada en un par de años, tendré muchos más, pues yo también voy probando cosas. Estés con una editorial o no, en los tiempos que corren es imprescindible que tengas presencia en alguna red. 

1. Estar y no estar

Si no te gusta estar en absolutamente todas, crea una cuenta, por ejemplo, en Instagram y céntrate en ella. Porque estamos hablando de trabajo, de esa expresión tan popular actualmente: crear contenido. A mí personalmente me parece muy pedante, pero a la vez es lo que estamos haciendo. Es mucho mejor tener un Instagram interesante y usar menos otras plataformas que tenerlas todas a medias. 

2. Un escritor en redes sigue siendo una per-so-na

Obviando el manido debate de si uno se considera escritor o no, a la hora de promocionar un libro propio te posicionas como tal. Sigues siendo una persona a pesar de eso, de modo que debes interactuar como hacen las personas: viendo las publicaciones de otros, comentando, agradeciendo y respondiendo a lo que te comenten… 

3. Si el spam molesta en el correo, ¿qué pasa en redes?

Más de lo mismo. Olvídate de enviar mensajes en masa a tus cientos de seguidores a menos que te hayan pedido información del libro o que hayas filtrado y creado alguna lista de suscripción (el rico funneling). Puedes intentar promocionar alguna publicación de Instagram o Facebook. A veces es una lotería, pero poco a poco puedes ir afinando. Todo será mejor que atosigar a todos tus seguidores. 

4. Tu perfil en redes no debe ser un escaparate agresivo

Tú, tú y tú… Y solamente tú… Fotos de tu libro y tú. Montajes de tus libros y tú. Imperativos, adjetivos y llamadas a la acción que pasan desapercibidas porque cada día subes lo mismo. Trata de diversificar lo que subes, precisamente para hacer lo que comentaba en el punto 2: mostrarte como persona que escribe y no como un robot publicador. Eso sí, con esto no estoy diciendo que os abráis en canal constantemente, sino que hagáis publicaciones variadas para crear cierto interés. 

5. Subir la portada cien mil veces y nada más

Además de las consabidas fotos de portada y los anuncios que se pueden publicar, puedes considerar subir fotografías relacionadas con el libro, hablar del proceso, de algún personaje que te parezca especial… En definitiva, si has creado una obra tienes que poder hablar de ella de muchas formas y analizarla. 

6. No aprovechar lo que ofrece un smartphone

Hay muchas aplicaciones que te permiten editar tus fotos y crear carteles o stories interesantes para redes. Una de las más populares es Canva. Para editar fotos tienes Adobe Spark o Snapseed entre otras. Te animo a que trastees un poco. Y si crees que «por la edad» no eres capaz de pillarles el tranquillo, habla con tus hijos, nietos… O si no, busca algún tutorial.


Si te estancas, descansa y vuelve a intentarlo

Terminemos con un mensaje de ánimo. A veces queremos saberlo absolutamente todo y nos frustramos cuando algo no sale como queremos. En lugar de buscar culpables, que los deditos señaladores se giren hacia ti y te hagan pensar en cómo mejorar. Onwards and upwards ;). Y lo dicho: aquí hablamos de escritores noveles en redes sociales, pero sois mucho más que vuestras fotos y vuestros likes.

2 pensamientos sobre “Escritores noveles en redes sociales: 6 errores”

  1. Gracias Rubén. Como anillo al dedo tus palabras. En Octubre publiqué un pequeño libro «Historias e historietas de un Oído confinado» y desde entonces estoy ocupada en darlo a conocer. Soy totalmente primeriza en todo este mundo.Uso blog en Facebook. Pero como bien dices te estancas o se te acaban las ideas.
    Quería agradecer, pues está lectura me ha animado. De nuevo gracias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *