El tiempo en la narración (I)

tiempo, narracio, analepsis

Hoy hablamos del tiempo en la narración. Lengua Castellana y Literatura del Bachillerato meets mis apuntes de Teoría de la Literatura meets lo que hay en mi cabeza. De vez en cuando os prepararé alguna entrada de este tipo en la que, a pinceladas, os acercaré cuestiones un poco más técnicas sobre la literatura. Pueden ser un punto de partida para que exploréis, refresquéis o incluso os inspiréis. Las iré alternando y dividiendo para que no sean demasiado densas.  

Tiempo en la narración

En todas las historias tenemos un «yo te cuento», un «aquí tienes una historia», presentado de distintos modos y con distintos narradores (dedicaré una entrada a los tipos de narrados y a las distintas perspectivas). A grandes rasgos, podemos realizar la siguiente clasificación: 

  • Narración anterior: «Te lo cuento antes de que pase». 
  • Narración ulterior: «Te cuento lo que pasó antes». 
  • Narración simultánea: «Te lo cuento según va pasando». 

1. La narración anterior

Es una especie de predicación, y lo más probable es que quien escribe la emplee en momentos concretos de la narración. Suele combinarse con la ulterior en narraciones intercaladas. Pensad en fragmentos narrativos donde se hable de sueños, proyectos o planes de un personaje. 

2. La narración ulterior

Es la más frecuente, donde un personaje cuenta algo que le ha pasado, bien en un pasado cercano o más remoto. La historia precede a la narración, de modo que en este tipo de narración se suelen contar acontecimientos concretos, concluidos y se suelen dar fechas o detalles precisos. Si estás contando que «aquel día tomaste el tren y dejaste la ciudad atrás», tu narración es de este tipo. 

3. La narración simultánea

Como indica la etiqueta, es una narración en la que la historia ocurre en el momento de la enunciación. Debido a esto, es habitual que nos la encontremos cuando el narrador es personaje (intradiegético, por ejemplo), o cuando la obra se cuenta en primera persona. 

Las relaciones entre los tiempos de la historia y la trama

Aquí nos metemos en una división que si estudias literatura te sonará. En Filología Inglesa hablábamos de story vs. plot; aquí de historia y trama. Os dejo en enlaces una entrada sobre el modelo de Gerard Genette. Grosso modo, la historia es lo que ocurre y la trama es cómo se organiza lo que ocurre. A partir de ahí, se pueden establecer distintos tipos de relaciones entre esos tiempos y cuando escribimos podemos jugar con ese tipo de elementos. 

Las anacronías

Lo más inmediato sería crear una narración lineal, pero en ocasiones puede que eso no nos guste o no nos encaje. Y es ahí cuando nos surge la necesidad de alterar las líneas temporales. El nivel de complejidad lo dejo a vuestro criterio. Cuando se alteran esos tiempos, hablaríamos de anacronías. Volvemos con los términos de origen griego.

Analepsis o retrospecciones. Como nos gusta el inglés, hablemos de flashbacks, aunque uno es de cultura clásica y será team analepsis. Contamos lo que ha ocurrido en un momento anterior, interrumpiendo de esta forma el orden lógico de la narración. Gerard Genette suele distinguir entre el alcance y la amplitud de las analepsis. El primero tendría que ver con la distancia con respecto al presente de la narración (algo que pasó hace diez años); el segundo, con la duración de ese suceso que se cuenta (el més que le ocurrió algo). Aunque habitualmente se asocie la analepsis con el flashback, hay otro concepto que ver precisamente con esa dicotomía de Genette: el racconto. Este vídeo lo explica muy bien. 

Prolepsis o anticipaciones. Premoniciones o flash-forward. Cuentas lo que ocurrirá en un futuro. Haces alusiones a cierto desenlace, pero quien te lea no lo sabrá hasta que llegue el momento adecuado. Y cuando llegue, se le encenderá la bombilla. Hay que tener cuidado con ellas, porque si te pasas con los detalles, a quien te esté leyendo puede parecerle que tu historia es predecible, o que «ya se veía venir». Las prolepsis pueden ser anuncios que directamente cierren un capítulo y guíen hacia lo que pasará en el siguiente. No todo tiene que ser algo que destroce la trama si se revela. Ni que decir tiene que con todo esto podemos ser malvados y jugar con el público lector, salpicando nuestros textos con anuncios falsos, por ejemplo. 

Esto es todo por hoy. Iré ampliando poco a poco :). Me viene a la mente una frase que, al hojear mis apuntes de Teoría de la Literatura, tenía apuntada varias veces: «Jugar con el tiempo es algo de lo que se deriva un significado; no es gratuito». No se deberían hacer las cosas porque sí, aunque a la vez puede haber sitio para la espontaneidad. No obstante, tengas estudios filológicos o no, si escribes siempre viene bien familiarizarse con conceptos un poquito más teóricos. 

Enlaces sobre el tiempo en la narración

Os dejo por aquí algunos enlaces para que curioseéis. Algunos conceptos se adelantan un poco a lo que he incluido en esta entrada, pero a medida que avance esta serie iré esquematizando todo. SI tenéis alguna sugerencia sobre contenido del blog, dejádmela en comentarios.

https://www.tallerdeescritores.com/la-analepsis

https://sites.google.com/a/xtec.cat/la-narracion/tiempo

http://entretextosteorialiteraria.blogspot.com/2010/02/el-modelo-triadico-de-gerard-genette.html

http://locusubi.blogspot.com/2009/09/introduccion-la-terminologia-de-genette.html


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *